Blogger Template by Blogcrowds.

Martín Fierro Y la novela

En relación a la consigna dada, podemos establecer varias relaciones entre Martín Fierro y la novela. Primero y principal el texto analizado es de una larga extensión (caracterizándose así como una novela) pero con la contra de que la obra de Hernández tiene otra estructura y esto lo separaría de la novela y lo acercaría más a un género de las composiciones literarias escritas en verso, aplicando mayor cantidad de recursos rítmicos (los más característicos son los métricos, la rima y la medida.)
La segunda similitud entre Martín Fierro y la novela es la relación del conflicto con el personaje y como este nudo va transformando al protagonista. Distinguimos cuatro tipos de conflictos en la novela: un interno, uno externo, uno principal y uno secundario. El conflicto externo en la obra analizada se relaciona con el contexto de Fierro y la sociedad en relación con su grupo social, el gaucho. El segundo se relaciona con la discusión interna que tiene nuestro protagonista con su conciencia, las ideas que le surgen y sus interrogantes. Con el conflicto principal nos referimos al nudo que acompaña todo el relato, relacionado con la necesidad del gaucho de migrar y de la relación con las otras clases sociales que lo excluyen por bárbaro. Los conflictos secundarios se refieren a los distintos relatos y aventuras que no siguen el hilo principal, por ejemplo los relatos de los hijos o el de Picardía. Otra característica de la novela reflejada en el texto es la utilización de un lenguaje gauchesco, refiriéndonos obviamente a una novela realista, por el cual se puede llegar a una verosimilitud mucho mayor.
Espero haber sido de ayuda
Julieta Romano, Matias Smicun, Diego Jutch, Gabriel Reisfel

3 Comments:

  1. Verónica Pena said...
    En general, casi todo para rescatar de su análisis, muchachxs. Sí consideren las siguientes observaciones para mejorar cada vez más la precisión y corrección de su exposición.


    La extensión de por sí no es un rasgo relevante, es más bien consecuencia de las necesidades expresivas que la composición y temática de la novela vienen a satisfacer. Así que "primero" sí, pero no "principal": cuidado con las muletillas...

    Si hablamos de tipos de conflictos, justamente por su función tipificar (clasificar), no suponemos que quedan limitadas las novelas a tener uno de cada uno nada más. Es lo que se infiere de tu explicación por el uso del artículo indeterminado (nunca puede ser indeterminada una clase de cosas porque es "la" clase y no "uno" de sus integrantes) que se lee aquí más bien como un adjetivo numeral. Entonces, resumiendo: podés usar artículo determinado (el interno, el externo, etc.) o no usar ningún determinante (ya está la determinación en "cuatro tipos de conflictos): externo, interno, principal y secundario.

    En general, está bastante bien la descripción que hacés de los conflictos. Quizás te convendría no solo enumerarlos sino relacionarlos, no parece un gran trabajo y sin embargo, agrega mucho sentido al texto. De hecho, dejaría más claro eso de que los secundarios "no siguen el hilo principal". Para continuar con la metáfora textil: tampoco son un punto suelto dentro de la tela...

    Una nota: no son tantas las clases sociales, te imaginarás, que consideran bárbaro al gaucho. Lo que hay en esto es un problema de denominación: si hablo de clases sociales, en general, su interpretación se limita al aspecto económico y vos aquí estás abarcando más que eso. Podía haber gente mucho más pobre que un gaucho y no pertenecer a este grupo, a esta identidad. Hablá mejor de grupos sociales. Por otra parte, analizamos que en la obra de Hernández no solo contra la cultura burguesa y urbana se define "el gauchaje", sino también contra "la indiada".

    Revisen el criterio que pueden seguir para dividir el texto en párrafos, porque hay uno que debería convertirse en dos.

    Hay un problema de enunciación: difícil la primera persona (que -supongo- corresponde a Juli que lo publicó) en un trabajo por el que se responsabilizan cuatro, ¿no?

    Gracias por su texto y su compromiso. Sí que es de ayuda.
    meli g said...
    Encontré algunas cosas para argumentar sobre de este texto ya qeu no concuerdo con algunas de las afirmaciones explicadas.
    En principio la "estructura en verso" mostrada en el Martín Fierro no creo que sea aquello que separa a la obra del género novelístico, ya que al referirnos a novela quizá estemos analizando un aspecto más relacionado con los significados internos del argumento, más que relacionado a una forma de escritura (esto lo podemos relacionar también con el hecho del lenguaje utilizado). De todas formas, no estoy muy segura sobre esto asi que cualquier tipo de opinion es bienvenida por mi parte.
    En segundo lugar, no concuerdo con lo llamado por ustedes "necesidad del gaucho de emigrar" ya que creo que justamente eso es lo que no desea hacer el gaucho, un personaje familiero y compañero de sus allegados, con los cuales establece vínculos salvajes en algunos casos, pero siempre dentro de "aspectos locales".
    Por último comento que al referirse a los conflictos secundarios no es correcto concluir que estos no siguen el hilo de la historia, ya que mediante estos conflicots, el hilo de la historia y la temática del conflicto principal van tomando lugar y van desarrollándose, meidante la incorporación de más ideas sobre cuál es relamente el conflicto principal. Es decir, los conflictos secundarios nos derivan al conflicto principal, sumándole al mismo aspectos desde diferentes perspectivas.
    Espero haber sido de ayuda, y pido que comenten sobre mi primer argumento en especial, ya qeu no estoy muy convencida de esto,

    meli
    Verónica Pena said...
    Meli: buen planteo. En realidad, tenés razón en dudar: un género se distingue no solo por cuestiones temáticas sino también estilísticas y estructurales. Una de ellas en la novela es justamente absorber otros géneros discursivos, disimularse (no parecer ficción) en ellos: la imitación del discurso oral del canto gauchesco forma así, a su modo, una de las características novelísticas de la obra.

    Luego, no creo que cuando tus compañeros se refieren a la necesidad de emigrar estén pensando en el deseo de emigrar. Sí es observable que tienen en cuenta solo la primera parte, para este comentario, y no la transformación del personaje a La vuelta".

    Lo que aportás sobre la relación entre los conflictos secundarios y el principal está muy bien.

    Besos

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal